¿Qué es la abdominoplastia?

La abdominoplastia es una operación quirúrgica que tiene como objetivo extirpar el exceso de piel y grasa de la parte media y baja del abdomen y reforzar la musculatura de la pared abdominal.

Estos casos se suelen dar en pacientes que han tenido aumento de peso y pérdida posterior o en mujeres que han tenido varios embarazos. Con la abdominoplastia se consigue un abdomen más firme, plano y una cintura más estrecha.

Intervención

1 hora aproximádamente

Implantes

anatómicos y redondos

Hospitalización

No es
requerida

Anestesia

General

Recuperación

1 a 2 semanas

Resultados

Definitivos

¿Quieres más información?

¿Para quien está indicado este procedimiento?

Los candidatos idóneos para la abdominoplastia suelen ser hombres o mujeres que cuentan con una figura bastante buena pero que tienen una acumulación de grasa o exceso de piel en el abdomen. Cuando esta zona no mejora ni con dieta ni ejercicio, suele ser indicada una cirugía del abdomen.

Primera cita / Valoración

En la primera visitavemos tu estado de salud del paciente así como el tono de la piel en la zona del abdomen y la extensión de acumulación de grasa. Es importante que en esta consulta le expliques si eres fumador o tomas alguna medicación.

Que tecnología usamos

Operaciones de abdominoplastia clásica o modificada: Se elimina toda la piel y grasa desde el pubis hasta el ombligo, despegando la piel abdominal hasta el marco costal, se lleva el ombligo a su lugar de origen y se realiza el refuerzo de los músculos abdominales. La cicatriz se queda a la altura del vello del pubis, extendiéndose lateralmente en grado variable en dependencia de la cantidad de piel que hay que eliminar, en cualquier caso queda debajo de la banda elástica de la braga o calzoncillo.

Miniabdominoplastia: Se elimina apenas la piel sobrante de la parte inferior del abdomen, se despega solo hasta el ombligo sin intervenirlo, la incisión es más pequeña, a veces se asocia con una lipoaspiración del resto del abdomen.

La mini abdominoplastia es un procedimiento quirurgico igual a la abdominoplastia pero que por la extensión de la zona a tratar se considera una “mini” intervención. El proceso es identico a la intervención quirurgica mas extensa y la unica diferencia es el área que se interviene.

Antes del procedimiento

Es vital seguir estas recomendaciones para que el cuerpo y la piel estén totalmente preparados para tu cirugía:

  • Utilizar un jabón germicida para lavar todo el cuerpo y prevenir infecciones
  • No tomar aspirinas ni otros medicamentos que contengan salicilatos
  • No fumar ya que evita una buena cicatrización Mantener la piel bien hidratada
  • Seguir una dieta que ayude a no retener líquidos
  • No ingerir ningún tipo de alimento ni líquido 6 horas antes de la intervención.
  • No aplicarse ningún tipo de maquillaje o cremas.
  • No pintarse las uñas.
  • No portar ningún objeto metálico como anillos, pendientes, piercing…
  • No portar lentillas ni dentadura postiza que se pueda extraer.
  • Traer ropa amplia y cómoda.
  • No ingerir aspirina o AINE ni ningún anticoagulante diez días antes de la intervención.

Después del procedimiento

La abdominoplastia es una intervención intensa, pero los dolores son variables y soportables. Debes tener en cuenta que en los primeros días el abdomen estará inflamado y puede ser que notes molestias que se irán aliviando con la medicación prescrita, En algunas ocasiones, el paciente estará en la clínica unos días, dependerá de cada caso y lo acordado con el especialista.

Al salir del quirófano puede tener de 1 a 2 drenajes, que se retirarán en 2 ó 3 días. El abdomen estará cubierto por una faja. Durante 24 horas deberá mantener reposo en cama con posición semisentada debiendo levantarse de vez en cuando para dar paseos cortos. Después de este tiempo podrá levantarse de la cama y dará pequeños paseos sin estirar totalmente el abdomen.

La faja la deberá llevar durante 2 meses. El primer mes durante 20 horas al día y el segundo mes sólo durante el día. Durante 7 días debe mantener reposo relativo en su domicilio, sin realizar esfuerzos bruscos, no levantar peso y evitar golpes. Puede y debe empezar a realizar ejercicios físicos de mantenimiento y abdominales al cabo de 2 meses de la intervención, debido a que si hay un exceso de grasa en la cavidad intrabdominal, va a tender a distender la musculatura de nuevo y para evitarlo debemos ejercitar la musculatura abdominal.

Posibles efectos secundarios

Infección: se resuelve con antibióticos y drenaje, pero prolongará la estancia en la clínica.

Trombos venosos: se previenen moviendo las piernas y levantándose tan pronto como lo permita la cirugía.