¿Qué es el aumento de glúteos?

La cirugía plástica de aumento de glúteos logra mejorar la forma y el tamaño de la zona, gracias a la implantación de prótesis de silicona. En algunos casos podrá utilizarse grasa del propio paciente para realizar el aumento.

Anatómicamente el glúteo juega un importante papel estético en nuestro físico y en muchas ocasiones, cuando no estamos conformes con la forma que proyectan, podemos sentir la necesidad de mejorar su forma o volumen para lograr un físico acorde con nuestros deseos.

Intervención

1 hora aproximádamente

Implantes

anatómicos y redondos

Hospitalización

No es
requerida

Anestesia

General

Recuperación

1 a 2 semanas

Resultados

Definitivos

¿Quieres más información?

¿Para quien está indicado este procedimiento?

El levantamiento de glúteos suele hacer parte de una serie de procedimiento para moldear y contonear la figura corporal. Existen varias limitantes para ser o no un candidato óptimo que varían dependiendo del procedimiento, pero en términos generales el doctor podría rechazar intervenirte si tienes una enfermedad crónica graves (como diabetes o una enfermedad cardiaca), si estás en proceso de perder una gran cantidad de peso, si tu índice de masa corporal es mayor que 32, si fumas o si tienes un trastorno mental.

Primera cita / Valoración

Durante esta primera consulta con el cirujano, este explicará las instrucciones completas del procedimiento que te interese y responderá a cualquier duda que tengas respecto a la información que dé. En base a la información preliminar que le des, te hará preguntas más específicas para poder abrirte un expediente médico realizará una exploración física para saber si eres o no apto para una cirugía de levantamiento de glúteos. También es posible que se discutan temas como el tipo de técnica que se usará, los implantes que te pondrá, y el tamaño y las proporciones de acuerdo a tu figura.

Que tecnología usamos

En la mujer la elección de implantes va a depender de la cantidad de tejido adiposo que tenga. Las prótesis redondas ofrecen una mayor proyección, pero si el tejido adiposo es muy fino, es mejor colocar prótesis ovales de perfil bajo, para que las prótesis no sean perceptibles durante el movimiento. El tamaño de la prótesis se puede escoger en función de la pelvis de la paciente y los deseos de la misma.

Otra técnica es mediante injertos de grasa propia (lipofilling) y se denomina Lifting glúteo brasileño (Brazilian butt lift). La ventaja de esta técnica es que pueden situarse en las zonas que se desee y modelar mejor el glúteo. La condición es que es necesario que se disponga de bastante grasa para extraer de zonas abdominales, muslos y caderas.

Antes del procedimiento

se hace un estudio previo de la simetría del cuerpo y se trata muy bien el tema del cuidado de las heridas y cicatrices, pues es donde los pacientes suelen presentar más dudas. Lo más recomendable es no tomar aspirinas o cualquier medicamento antiinflamatorio los días anteriores a la cirugía, pues aumentan el riesgo de sangrado. También es importante cuidar la alimentación, pues algunos alimentos también inciden en el riesgo de sangrado y deberías dejar de consumirlos un par de semanas antes de la cirugía: vitamina E, ajo, avellanas, jengibre, aceite de soja, aguacate, almendras, brócoli, pimentón, entre otros

Después del procedimiento

es normal la aparición de hematomas en las áreas donde se llevó a cabo la liposucción. Los glúteos pueden inflamarse los días posteriores a la cirugía y es posible experimentar una sensación de cansancio y fatiga que irá desapareciendo con los días. Las marcas del bisturí también irán disminuyendo y apenas vas a notarlas cuando sean visibles los resultados del procedimiento. Se recomienda someterse a masajes de drenaje linfático justo después de la cirugía, pues ayudará a reducir la inflamación y las durezas. En el postoperatorio el cirujano colocará una faja elástica de comprensión que ayudará a mantener el tejido adiposo en su nuevo sitio y que no se quitará para nada en los primeros 20 días. La faja estará hecha a medida, como te lo indicará el cirujano en las citas previas a la cirugía.

Posibles efectos secundarios

eroma: también conocida como acumulación de líquido debajo de la piel que ha sido intervenida. Para evitar estas complicaciones se ponen tubos de drenaje temporales, aunque el médico también puede extraer líquido con una jeringa después de la cirugía en caso de que sea necesario.

Mala cicatrización: esto dependerá mucho de las condiciones dermatológicas de cada paciente, pero hay ocasiones en las áreas que van a lo largo de la línea de incisión no cicatrizan bien o la herida presenta signos de separación. Esta situación debe ser evaluada y tratada por tu cirujano, quien podría recetar antibióticos.

Sensaciones desconocidas en la piel: es normal que después de un levantamiento de glúteos, el reposicionamiento de los tejidos afecte los nervios sensoriales y sientas entumecimiento o veas reducidas tu capacidad de sentir en la zona de los glúteos. Estas sensaciones van disminuyendo con el tiempo y pueden haber desaparecido al cabo de un año.