¿Qué es la Blefarplastia?

La cirugía de párpados es una cirugía estética para estirar la piel alrededor de los ojos. Con la blefaroplastia se consigue eliminar los párpados caídos, las bolsas de los ojos y las ojeras, según el caso y la necesidad de cada paciente.

También se puede extraer grasa y trabajar con el músculo inferior y superior. El objetivo de la blefaroplastia es recuperar la vitalidad y eliminar el efecto de cansancio, rejuveneciendo la mirada.

Intervención

1 hora aproximádamente

Implantes

anatómicos y redondos

Hospitalización

No es
requerida

Anestesia

General

Recuperación

1 a 2 semanas

Resultados

Definitivos

¿Quieres más información?

¿Para quien está indicado este procedimiento?

Los candidatos para la blefaroplastia son personas con buena salud tanto física como psicológica. La edad a partir de la cual se puede realizar una blefaroplastia es de 35 años en adelante, pero debido a la genética, pueden existir pacientes más jóvenes.

Si padeces alguna enfermedad o condición médica, es importante decirlo a tu cirujano. Por ejemplo, si tienes problemas de tiroides, presión arterial alta, enfermedades vasculares o diabetes. Es importante mencionar también si tienes falta de lágrimas suficientes, glaucoma o desprendimiento de retina. Seguramente será necesaria una revisión oftalmológica antes de la blefaroplastia.

Primera cita / Valoración

En la primera cita se hablará de los resultados que quieras conseguir y se hará una evaluación de salud, así como de la visión y producción de lágrimas. Es importante hacer el historial clínico completo, mencionando si tomas algún medicamento, fumas o bebes. Si llevas gafas, lentillas y de ser posible, llevar el último examen oftalmológico.

Que tecnología usamos

La blefaroplastia se debe realizar en un quirófano. Es una cirugía ambulatoria por lo que generalmente, puedes ir a casa después de unas horas de observación. Se realiza bajo anestesia local más sedación, en algunos casos bajo anestesia general, pero es una preferencia del cirujano o del paciente. En el primer caso, el paciente se siente relajado y los párpados quedan insensibles a cualquier dolor. En el segundo caso, el paciente permanece dormido durante la operación.

Antes del procedimiento

  • No ingerir ningún tipo de alimento ni liquido 6 horas antes de la intervención.
  • No aplicarse ningún tipo de maquillaje.
  • Llevar las uñas de las manos sin pintar.
  • No portar ningún objeto metálico como anillos, pendientes, piercing…
  • No portar lentillas ni dentadura postiza que se pueda extraer.
  • Traer ropa amplia y cómoda para la disminución de mamas.
  • No ingerir aspirina o AINE ni ningún anticoagulante diez días antes de la intervención.

Después del procedimiento

  • No realizar esfuerzos físicos intensos durante la primera semana, como por ejemplo, coger peso o realizar deporte de manera intensa.
  • Aplicar frío sobre los párpados para evitar la hinchazón en los tiempos indicados por el especialista.
  • Usar los antibióticos y antiinflamatorios indicados para evitar las molestias ocasionadas por la intervención.
  • No frotarse los ojos, por los menos, las primeras 72 horas.
  • Mantener la postura de la cabeza elevada.
  • Limpiar las pestañas con suero fisiológico y colocarlo con la ayuda de un bastón de oído.
  • No utilizar lentillas ni maquillaje en el área de los ojos durante las primeras dos semanas.
  • Protegerse del sol con unas gafas adecuadas, que impidan que los rayos del sol incidan sobre los ojos.

Posibles efectos secundarios

Si la blefaroplastia es realizada por un cirujano plástico cualificado, las complicaciones son muy poco frecuentes e incluso irrelevantes. Aún así, el riesgo de infección o reacción a la anestesia siempre está mínimamente presente. Es importante seguir las indicaciones del cirujano para evitar en todo lo posible cualquier complicación. Las complicaciones menores que aparecen y desaparecen en unos días pueden ser: visión doble o borrosa, edema o asimetrías en la cicatrización.

Algunas veces puede aparecer una leve dificultad para cerrar los ojos completamente a la hora de dormir durante unos días. Hay que resaltar que en muy raras ocasiones es un efecto permanente.